Estamos acostumbrados a ver jugadores de futbol fingir faltas, fingir lesiones o bien exagerarlas, pero esto no solo pasa en el futbol, sucedio tambien en el motociclismo!

Se estaba disputando la prueba de 250 y 300cc en el circuito brasileño de Santa Cruz do Sul, cuando comenzó a llover con fuerza. La pista se convirtió en una piscina prácticamente intransitable y ello hizo que Teixeira se fuera al suelo en una curva.

El piloto se levantó, tras la suave caída (ya que no se podía circular a gran velocidad), y fue corriendo, con cierta facilidad, hasta su moto para tratar de arrancarla y volver al asfalto.

Tras varios intentos fallidos y al ver que empezaba a ser adelantado por el resto de pilotos, Teixeira decidió aventarse a media pista. De cabeza y con gran dosis de dramatismo, el piloto fingió un accidente con posterior desmayo y se quedó tumbado boca arriba en medio de la pista, a unos metros de su motocicleta.

La intención del piloto no era otra que la de provocar la bandera roja y por ende la suspensión de la prueba. Así, si él no puntuaba, no lo haría nadie.

Algunos pilotos pasaron de largo al ver el escenario y siguieron con la competición. Sin embargo, y tras aguantar unos minutos en los que podría haber sucedido un accidente real al poder ser atropellado, sus compañeros de equipo comenzaron a detenerse para acudir en su auxilio.

En ese mismo momento apareció la ambulancia y los agentes sanitarios sacaron al piloto ‘accidentado’ de la pista en camilla.

Lo que no sabía Teixeira es que su gran actuación estaba siendo captada por las cámaras del circuito. Las imágenes del accidente interpretado fueron eviadas por la organización del evento a la Federación de Motociclismo Gaucho y ésta a su vez a la Confederación Brasileña de Motociclismo (CBM).

Tras analizar las imágenes, la Federación de Motociclismo Gaucho tomó la determinación de expulsar definitivamente a Teixeira de la competición.

happy wheels 2 demo